Consejos para una correcta limpieza de cristales

Seguro que en más de una ocasión te ha sucedido que después de limpiar una superficie de vidrio, el resultado no es el que esperabas y han quedado en ella restos de grasa, vaho, polvo y en definitiva, de suciedad. Por este motivo, desde nuestra empresa de limpieza de cristales a domicilio en Alicante queremos darte algunos consejos para que te queden impecables.

Cosas a tener en cuenta a la hora de limpiar los cristales

La herramienta clave para conseguir unos resultados profesionales es el limpiacristales. Tiene que ser ergonómico, puesto que una gran parte del trabajo es totalmente manual y también debe ser estándar para que pueda utilizarse con cualquier palo o mango de los que se venden en el mercado. Este también tiene que permitir el cambio de sus gomas y que estas sean de caucho. El motivo es que las de plástico, aunque duran más tiempo, se adaptan a los cambios de temperatura bastante, pero se estropean con mayor facilidad.

Seguro que no sabías que es recomendable limpiar los cristales en un día nublado o frío y si no puede ser, hacerlo muy temprano. El motivo es que el calor y el sol consiguen que la evaporación sea más rápida y quedarán restos de producto o incluso de cal del agua. Asimismo, se recomienda usar agua templada en el caso de que el cristal esté muy sucio. De igual manera, se recomienda ir limpiando los cristales en pequeñas zonas y no esperar a mojarlo entero para secarlo después. Es decir, moja un área pequeña, seca y empieza con el área siguiente.